domingo, 1 de enero de 2017

EDITH ALONSO/KUMI IWASE/ANTONY MAUBERT - LE JAZZ NON PLUS... (BRUCE´S FINGERS; BF131, 2015)


La primera reseña musical del año se va a este interesantísimo proyecto de electroacústica y jazz abstracto a cargo de un trío de jóvenes músicos que se mueven sobre todo en la escena de la improvisación europea. Editado por el referencial sello BRUCE´S FINGERS de SIMON H. FELL, estamos ante ocho cortes a modo de suite que deconstruye en 54 minutos la electroacústica en jazz y viceversa. 

Dicho con las palabras de ellos, "Non Jazz Trio Improvisations".

La formación en formato trío está compuesta por EDITH ALONSO (prepared piano, objects), con un currículum impresionante a nivel europeo (ganadora de premios como el Madrid Abierto, nominaciones en el Prix Europe Competition, menciones honoríficas en Pauline Oliveros Prize o Hablar en Arte....), además de representar a España en el TIME (International Tribune of Electroacustic Music of UNESCO).


Por su parte, KUMI IWASE (saxophone, clarinet) hace sus estudios en el conservatorio de Evry en (Francia), componiendo bandas sonoras para los films de Man Ray, además de estar inmersa en multitud de proyectos sobre literatura japonesa y danza contemporánea. 


ANTONY MAUBERT (electronics) lleva el CNSMDP en París y los cursos del Iannis Xenakis´Atelier UPIC; enseña música electrónica en el conservatorio de Niza y organiza festivales y eventos en España (Radical dB, Campo de Interferencias, La Zona, Undae!, Punto de Encuentro...). Una versatilidad que difícilmente puede recogerse en unas cuantas líneas.


La sesión es grabada en el Auditorium Conservatoire Iannis-Xenakis (Evry, París), entre el 13 y el 15 de Septiembre de 2013. Difícil destacar un corte sobre otro, además de que carecen de títulos y el nivel de abstracción es bastante considerable. 

Se alternan pasajes donde predomina la electroacústica de corte más terrorista con capas y pasajes más enclavados en un ambient orgánico y profundamente analógico, siendo la principal baza del disco la poderosa fusión que se ejerce entre la electrónica, el piano preparado, los objetos percusivos y los vientos (clarinete y saxofón).


Si bien es cierto que predomina la electroacústica, el jazz también está muy presente en algunos tramos, llegando al nivel de minimalismo de un Sun Ra primitivo (en su época quizás de los "Heliocentric Worlds") cruzado con la Cámara matemática de Xenakis... aunque incluso en algunos detalles el trío se acerca a la música tradicional japonesa (con emulaciones del Koto en las cuerdas), probablemente influencia de Kumi Iwase.

Como digo, la forma de separar molecularmente el jazz y usar sus partículas para recomponer una suerte de suite camaretística (y a ratos étnica) es lo que eleva este disco al nivel de obra imprescindible para los amantes de los sonidos más arriesgados. La música fluye con una facilidad pasmosa transgrediéndose estilos y formando una paleta musical desde la cual se dibujan paisajes de una belleza enorme, que en puntuales ocasiones también me traen a la mente al Don Cherry en la etapa en la que ya estaba coqueteando con la world-music y el jazz más hipnótico.

Para mí una obra de arte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario