domingo, 5 de marzo de 2017

YURI GAGARIN + ATAVISMO (SALA PARÍS 15; 4 de MARZO)


Fantástica noche para disfrutar del Cosmos. Me calzo mis botas lunares, me pongo mi protección solar por aquello de los rayos uva, y como soy más chulo que un ocho, y no suelo pasar frío, una vieja camiseta grisácea como toda protección estelar.

Objetivo, ATAVISMO + YURI GAGARIN en la Sala de Simulación de Vuelo París 15. Como siempre que salgo de casa, sea a comprar el pan o a dar una vuelta por el universo, salgo meado y cagado que luego no se sabe dónde podrá uno dejar sus miasmas. Además, se me ocurrió una vez defecar en el traje y no tenía puesto el limpiaparabrisas... mejor no entro en detalles.

Tenía unas ganas de ver a ATAVISMO que rozaba la obsesión. Por circunstancias personales no los había podido disfrutar en directo (bueno, desde la época de MIND!), y prácticamente acudía al concierto por ellos. Lo de esta gente no tienen nombre (bueno, sí tiene, pero queda más bonita esa frase)... vaya conciertazo y vaya nivelón el que han alcanzado estos inhabitantes de Al-Yazira al-Jadrā.

Añadiendo un nuevo miembro a los teclados, llevan su Hard Psych Rock a cotas de calidad altísimas, con una fuerte personalidad propia marcada a fuego por esas fantásticas incursiones en el Rock Andaluz y un directo de los que te descuelgan la mandíbula. 

Desde los riffs de POT marca de la casa, al insistente, vibrátil bajo de MAT... todo ello bajo la batuta de SANDRI POW, con una fuerza a las baquetas que la hace apta para taladrar meteoritos en una base lunar. Deseando catar su nuevo Lp "Inerte", dieron un buen adelanto de temas en el directo, incluyendo esa maravillosa rendición de "Time To Fly" de MIND! ahora retitulada "Volarás"... y vaya que si volamos. Todo lo que toca ATAVISMO se convierte en oro; alquimistas del Space Rock, la lisergia meditabunda a lo FOOZ, y esas joyas que tenemos aquí mismo.

El bagaje que atesoran es ya impresionante, y evidentemente saben como reforzar la atmósfera de sus directos para llevarnos a unas texturas hipnóticas, triposas y brutalmente adictivas. Las letanías vocales de POTI, las capas de teclados y la poderosa base rítmica son ya marca de la casa, con una seña de identidad muy característica que los aleja de otras propuestas más standard y afortunadamente, huyendo del machacado stoner de otras bandas. La conquista del espacio pasa por el Sur, y ayer dejaron claro que su proyección es tan ascendente como un puto cohete. 




Tras una pausa, vendrían YURI GAGARIN, avalados por unas excelentes críticas a nivel internacional y un directo apabullante. Decía ASTRACO que "para ir por el Espacio no se puede ir despacio", y habidas cuentas de lo que vi ayer, la velocidad de la luz tendría que entrenarse duramente para alcanzar a estos suecos.

Si tu nombre es YURI GAGARIN y eres sueco, pues ya puedes intuir por dónde van los tiros... un Heavy Psych potentísimo, con trazas de Doom en algunas partes, y un mántrico muro sonoro tan adictivo como críptico; puestos a ser puristas, unos recrudecidos HAWKWIND son el punto de partida, pasando por cosas como ORESUND SPACE COLLECTIVE, FARFLUNG y FIRST BAND FROM OUTER SPACE.

Si eres un habitual de grupos de la escudería SULATRON o METEORCITY (y algo de TEE PEE también), pues ya puedes intuir por dónde puede ir la cosa. Una batería absolutamente endiablada (no sé, pero creo que en Goteborg no hay ningún batería que no se deje el pellejo... ya sea en el Death Sueco, ya sea en la Psicodelia a lo DUNGEN o el Stoner de los SPIRITUAL BEGGARS y similares), una guitarra escupiendo un riff amurallado detrás de otro, y posiblemente el bajo más potente que escucho desde que vi a los MANOWAR en directo (hasta el punto que tuve que irme un poco para atrás del escenario porque el esternón lo tenía pegado ya a la jodida columna vertebral)... si este tipo tocara en una resucitación cardiopulmonar haría las veces de masaje cardíaco.

Aunque sin duda, si he de destacar algo, es al teclista. Armado con un KORG (con una pegatina que rezaba "This Synth Kills Fascists"), arropaba el flujo sónico con una insistencia casi terrorista; potenciómetro arriba, potenciómetro abajo, el tipo estaba en primera línea de batalla. Los temas con pocas variaciones, simplemente dirigidos a disolverte en la nada, como "nada" es lo que hablaron e interactuaron con el público... para qué, si puedes joderles los malditos huesos timpánicos para toda la vida. 

Por lo visto hicieron un puente a los cables de arranque de una SOYUZ para darse un paseo interestelar, y para colmo de la chulería, aterrizaron luego en los aparcamientos del KREMLIN.

Poco más que añadir a una noche mágica de esas que te invitan a volar hacia dentro. Mi más sincera enhorabuena a GOETIA, DEVILSTONE y la PARÍS 15 por organizar estos eventos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada