miércoles, 10 de abril de 2013

RESEÑA: JACOB - THE OMINOUS (UTECH RECORDS, 2013)

Hay quien dice que los ahorcados varones eyaculan tras los últimos espasmos de la asfixia... si esto es cierto, dado el carácer opresivo y asfixiante de la música de JACOB bien os valdría vigilar vuestros calzoncillos... quien sabe, quizás os llevéis de regalo una mandrágora para la otra vida.
 
La música de JACOB ataca peligrosamente tu subconsciente, ejerciendo una profunda y maligna influencia sobre los receptores serotoninérgicos de tu cerebro... se suceden los ritmos cual olas sónicas de cadencia cuasi reptiliana en un pulso drónico que te ataca desde dentro y te reduce a la nada. ¿Drone, doom, noise, ambient, experimental....?. Yo diría más bien Música Entrópica para Mentes Ectópicas.


En ocasiones cercano a los experimentos sonoros de Lynch y Badalamenti en su primera época, otras veces más cercanos al ruidismo y la experimentación japonesa... pero siempre pasando por el contrapunto de lo subsónico, y es que aquí todo suena como "bajo el agua"... lejano pero a la vez inmediato... y es que la cualidad que más destaco de JACOB es su carácter orgánico, es decir, su música densa casi palpable que no deja lugar a trucos sonoros ni trapicheos digitales... aquí todo respira un denso aire a realidad.

Estoy casi seguro que esta es la música que se escucha en la soledad y vacío del espacio exterior... el lento rozar de la materia celeste... lo macrocósmico. Ahora bien, no nos engañemos... también es la música de lo microcósmico... la música de las fuerzas gravitatorias de los electrones, la imposibilidad del neutrino o la esquivez del Bosón de Higgs. JACOB es el contrapunto entre la vida y la muerte... La interminable Escalera de Jacob de los que están entre dos mundos y escuchan los acordes de LO OMINOSO. Tenlo claro... tras LA ESCALERA está EL ANGEL... pero el ángel también es LA PUTA...

Impresionante la oscuridad latente de las tres partes de THE OMINOUS creando un impresionante abismo de oscuridad que sólo se rompe hasta que entra más melódico el contrabajo de Marco tocado con arco en THE LADDER con ecos y reverberaciones a cargo de David Cordero... un poco de respiro antes de que nos vuelva a inundar el burbujeo oleoso de THE ANGEL con ese aire arrastrado que siempre vuelve... como la calma tras un brote psicótico. THE WHORE continúa donde el tema anterior lo deja, con unas agónicas voces distorsionadas como cánticos sagrados acompañados de un metálico y efervescente muro de ruidos que se van desvaneciendo hasta dar por terminada la experiencia. Magnífico.

Grabado en los Estudios La Mina por Raúl Pérez y en los Knocturne Studios por David Cordero. Masterizado por James Plotkin y con un  excelente diseño a cargo de KEITH UTECH y con 3 estampas fotográficas de JEREMY HANSEN... todo ello envuelto en una presentación oscura como el vídeo que podíamos ver en la película THE RING de HIDEO NAKATA y que tanto mal rollo daba...


Información Adicional:
DAVID CORDERO (URSULA) y MARCO SERRATO (ORTHODOX, HIDDEN FORCES TRIO) ven unidas sus fuerzas tras la colaboración en la banda sonora de SEIS PUNTOS SOBRE EMMA, donde Marco colabora tocando el contrabajo en algunos temas. A partir de ahí surge la idea de la colaboración conjunta en JACOB, proyecto destinado a explorar cinemáticamente el lado oscuro de la realidad. Acaban de editar un ep en KNOCTURNE RECORDS donde tratan a su manera la música de BLOOMING LÁTIGO y también recientísimo este THE OMINOUS por el sello UTECH RECORDS.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario