lunes, 9 de noviembre de 2015

BLOOMING LÁTIGO & R.O.L.F en la Sala Velvet (7 de Noviembre)

Día de conciertos en Málaga. Los Suaves en su gira de despedida tocaban el la PARÍS 15. En el PASADENA noche de Metal Extremo y en la Velvet, y motivando esta crónica, concierto de BLOOMING LÁTIGO y R.O.L.F

La cita era motivo especial para mí, sobre todo porque tenía ganas de conocer en persona a XAVIER CASTROVIEJO, que venía conociendo digitalmente desde hacía unos años y que en analógico es una bestia parda de frontman, además de que BLOOMING LÁTIGO venían presentando su nuevo DISCIPLINA NOXA y R.O.L.F su vinilo ES UN HERMOSO LUGAR PARA MORIR

BLOOMING LÁTIGO abren la noche a todo trapo, con las baterías de BORJA DÍAZ y GONZALO SANTANA fornicando en su propio idioma desquiciadamente hardcore, jodidamente punk y apisonando todo lo que se pone por su paso. La bestial pedalera del bajo de JOSÉ ALCÁNTARA desgrana chirridos gruesos tan agradables como usar un cable de cobre como hilo dental mientras que MISTER CASTROVIEJO cataliza sus propios demonios cual Crooner del inframundo. 

Una bizarra aleación entre el deje chulesco de Sid Vicious, los timbres vocales extremos de Steve Austin de TODAY IS THE DAY y la movilidad de un YAMAKASI. Alucinante su puesta en escena llena de Swing, retazos Funk de pista de baile y pura energía. Bestial.



Por su parte, R.O.L.F. celebraron todo un  funeral lisérgico con esa mezcla tan particular de Doom, Sludge correoso e incursiones en lo ácido y psicodélico. La zona Algecireña está que arde... quien sabe si en las aguas de la vieja Al-Yazira al-Jadrā no se estarán vertiendo sustancias psicoactivas que están empapando nootrópicamente a todos los músicos que vienen de esa zona.

Las voces de YAIZA FERRON son agrias y biliosas, al igual que la cruda forma de golpear los parches de MATEO PÉREZ (en una onda totalmente distinta a ATAVISMO). Por su parte, FERNANDO HOOCH masturbó sin cesar el mástil de la guitarra inundándonos de droga sonora de la buena. 




Ganas de mucho más me quedaron... y es que no entiendo la política particular de la Sala Velvet en cuanto a limitación de horarios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario