martes, 8 de octubre de 2019

NO SANCTUARY - "WEIRD SLOW PVNK OF MYSTERY AND IMAGINATION" (BASQUE NEPAL TAPES AND RECORDS/DISCOSMECAGOENDIOS, 2019)


Parad las máquinas. Abandonad vuestras conversaciones digitales, soltad la mano de vuestros genitales antes de que venga el clímax... creo que la ocasión lo merece. Decidme... ¿desde cuándo no ponéis un disco que os invite a repetirlo en bucle hasta la saciedad?. No me valen filias personales; me refiero a toparte casi por casualidad con un álbum que te vuele la mente de la faz de la tierra hasta el punto de tener que hacerle una colonoscopia al Universo para volver a recomponer la Psique personal. 

Y ojito que el que esto escribe era bastante escéptico máxime teniendo en cuenta que nombres como NO SANCTUARY me llevaban equivocadamente a pensar en Heavy Power y cosas así (no había caído en el disco de los AMEBIX, claro). Por fortuna, siempre que se caga negro o blanco debemos ir al médico y no al oculista... ¿os imagináis?... vengo a graduarme la vista porque cago en blanco y negro. Pues no, cada especialista tiene su campo de acción y aunque el Ojo del Culo sea un sitio físico y real, tenemos que reconocer que a veces emitimos juicios equivocados y del: "te estás muriendo" al "me ha subido la miopía" hay un abismo.


Ante tanta rigidez en el metal extremo actual, uno tiene que raparse la cabeza, pintarse unas líneas en el casco y darse unos cortes con una radial para quitarse la tapa de los sesos en honor al cuarteto de Iruña conocido como NO SANCTUARY. Weird Slow Punk of Mystery and Imagination, que así se llama su debut (tras una Demo que había recogido buenas críticas pero que reconozco no haber escuchado) tiene los elementos que me reconcilian con géneros que creía ya extinguidos. 

Saca el disco Basque Nepal Tapes and Recs en CD y Discos Me Cago en Dios en LP. El sugerente artwork es obra de Babylon Fell Designs y antes de meterme en materia comentar que las reseñas del disco que hay por la web son una absoluta mierda, que parece que la gente tiene sólo 3 discos en sus estanterías leñe (eso no quiere decir que esta reseña vaya a ser mejor, sino que las demás que he leído son una absoluta basura y que no diseccionan ni entran realmente y con profundidad en los entresijos de un disco que me ha parecido que merece mucho más esfuerzo por parte de los que escriben; partiendo de esa base, intentaré no hacer lo mismo aunque al final me equivoque o confunda al personal).

NO SANCTUARY se forman en 2014 y a aunque adía de hoy la formación ha cambiado, los uqe grabaron el disco fueron: Edorta Austria (voces, letras, samplers y Risperdal); Unai C. (guitarras, extraños sonidos disonantes y Largactil), Juan R. (bajo, palabras en el Filo Serbo-Croata y Tranxilium) y Mikel Iragui (batería, percusiones, hiperactividad y Haloperidol). 

No sé si atreverme a catalogarlos como Crust, porque el sustrato Post Punk que los mantiene como un oxidado andamio tiene más de KILLING JOKE, RUDIMENTARI PENI o SLINT pero claro... luego uno escucha algunas cabalgadas de la base rítmica y se acuerda evidentemente de los CELTIC FROST o, qué queréis que os diga, ese primerizo Doom hardcoreta de los TYPE O NEGATIVE. De todas formas, para que os hagáis una idea de por dónde van sus influencias, pensad en unos REVEREND BIZARRE pasados de vueltas que emigren a Tenesse en una máquina del tiempo para acabar influenciándose de los TODAY IS THE DAY


Por cierto, que escuchando algunos arranques de las voces no puedo quitarme de la cabeza el primitivo Black metal griego de ROTTING CHRIST en Passage to Arcturo o Satanas Tedeum pero al fin y al cabo casi que todas esas bandas lo que hacían por aquellos años era sablear a Tom G. Warrior pero virando el Thrash hacia el Death y Black... (escuchad "The Weaver in The Vault" y no me digáis que no se os vienen a la cabeza ROTTING CHRIST, los CELTIC FROST y los MY DYING BRIDE... ahí todo mezclado en un mugriento Smoothie de tejidos muertos y jugos intersticiales).

Pero ojito que se nos olvida un ingrediente importantísimo en NO SANCTUARY. El Death Rock a lo CHRISTIAN DEATH hace acto de presencia con juegos de voces que parecen más letanías lánguidas (vuelvo a citar "The Weaver in The Vault" porque esa característica forma de bajar el tempo en los riffs hasta el mismo acople es marca de la casa de los grupos de Death Doom británico, para más señas MY DYING BRIDE, que al fin y al cabo siempre han retozado en barrizales gótico-festivos).

"Merlín e familia" abre campestre con samplers de naturaleza sobre los que entra un bajo y un maravilloso, antropológico discurso sobre Galicia (sacado de algún documental añejo). Entran las guitarras con un acople bilioso y NO SANCTUARY se lanzan a un efervescente Crust con toquecitos de Horror Punk (a lo THE CRAMPS). Sin solución de continuidad la hardcoreta "Curse of the Werewolf" pudiera a más de uno recordar a los primerísimos TIAMAT, sobre todo por el timbre de la voz y los coros de voces limpias, aunque por temática y tal está claro que a otros les recordará más a una suerte de Black Thrashero con ínfulas de Death Rock. Por cierto, el tema en el libreto vienen en eslovaco... un puntazo.


Para más Inri, sigue la rápida "He Lives", muy al estilo teatral de los MORTUARY DRAPE pero con una bajada de tempo bestial a terrenos Doom. Múltiples samplers vocales en Off y un penetrante bajo recuerdan a CATHEDRAL, REVEREND BIZARRE y paquidermos del estilo, con un riff de guitarra enorme, monolítico que nos lleva de la mano al submundo de colorines de los ELECTRIC WIZARD

Las cosas empiezan a revolverse con "Смерть", un poco mezcla de todo lo anterior pero en instrumental. El riff de guitarra mediúmnico podría estar sacado de una tienda Tipi chamánica tras haberse fumado uno 3 pipas de la paz seguidas. Destaca por cierto a lo largo de todo el disco la versatilidad de la percusión que se adapta a todos los estilos citados a la perfección. La importancia de este tema radica en que para mi gusto parte el disco en dos partes muy diferenciadas y a partir de aquí nos encontraremos a los NO SANCTUARY más bizarros y los cortes van a ir creciendo en minutaje. 


Si cruzamos grupos patrios como ORTHODOX con los discos más posteriores y triposos de PSYCHIC TV y toques psicoalquímicos del Kraut Psych de JULIAN COPE. ¿podríamos obtener "Seeker, Hunter, Fool"?... pues no sé decirlo con exactitud, pero lo que puedo afirmar es que la base rítmica se ha transformado en un monolítico percutir pseudo Industrial a lo KILLING JOKE, EINSTURZENDE NEUBAUTEN y RUDIMENTARI PENI, los vibratos de la voz han adquirido algo de JOY DIVISION (al menos en decadencia). Un ritmo circular muy primitivo tal y como hacían los dioses AKAUZAZTE pero sin perder de vista en ningún momento el sentir metalero de la música. Sigue la ya mentada más arriba "The Weaver in the Vault", ultra atmosférica y salvaje con toda la esencia oscura del primer metal extremo y que tire la primera piedra quien no escuche a Aaron Stainthorpe cruzado con Ian Curtis y Albert Witchfinder a las voces limpias.

Finiquita el asunto los 11 minutazos de "Altos Hornos de Vizcaya/Meditación del carbón y el acero/Portugalete Über Alles", con trazas de Sludge a lo LORDS OF BUKKAKE y siguiendo la línea esotérica Doomy del corte anterior. Lentamente, a partir del minuto 7 se lanzan a una Jam necrótica con explosión de efectos y pedaleras cargadas de realimentación. 

Sin ser un disco perfecto, es de lo mejor que me he echado a las orejas en los últimos tiempos... a la altura de cosas como TORT, OSSERP, LAZHARUS, TEITANBLOOD y cosas del estilo. Ultrarecomendado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario