martes, 14 de febrero de 2017

PERENNIAL ISOLATION - EPIPHANIES OF THE ORPHANED LIGHT (DARKWOODS; FLAMMA XI CDX, 2016)


Tremendo salto cualitativo el que ha pegado la banda de barcelona PERENNIAL ISOLATION tras sus previos trabajos "Conviction Of Voidness" (2014) y "Astral Dream" (2015) que tuve el privilegio de reseñar por aquí: 




Tras algún cambio de formación (atrás quedan los interludios acústicos y orientales) vuelven con su nuevo trabajo en DARKWOODS. Digipack con artwork de PuertaOskura como es de rigor y una edición simple y otra con un cd extra de música ambiental a cargo de Ivan Ferrús que durante 70 minutos nos sumerge en su particular mundo instrumental. A ratos recuerda a la Dungeon Music de Mortiis, para luego pasar a los orquestales pasajes de Elend o incluso la World Music... un disco para escuchar con auriculares y en soledad.

Si los anteriores trabajos eran buenos, este nuevo "Epiphanies Of The Orphaned Light" te lleva a otro nivel en lo que a Black Metal atmosférico se refiere, puliendo enormemente las similitudes con otras bandas para crear un sonido mucho más personal y trabajado. 


No se me entienda mal; para mí, cada uno de sus trabajos anteriores rozaban el sobresaliente, pero es que este nuevo me ha sumergido en una auténtica niebla helada que empapa y pudre mis mucosas hasta el punto de que ya no soy capaz de hablar de bandas o etiquetas. La necrosis es inminente.

Esto tiene vida propia y la perfecta ecuación de brutalidad y melodía está mas trabajada que nunca en el épico, cuasi sinfónico inicio de "Rejected..." y la rapidez del siguiente "... And Then, Her Eyes Created". En apenas 11 minutos que duran los dos temas, PERENNIAL ISOLATION te llevan a un jodido paraje agreste y te violan el alma a base de un melódico pero salvaje trabajo de las guitarras, una batería que más quisieran para sí la mitad de grupos de Black Nórdico o un bajo tocado con una envidiable técnica. 

Podríamos hablar de Agalloch, unos Kampfar sin los toques Viking o incluso Emperor, pero ya he comentado que las etiquetas no creo que lleven a nada más que prejuicios. Cuando hablamos de Black Atmosférico hay que matizar.

Veamos, hay atmósferas minimalistas, atmósferas con samplers e historias... o la atmósfera que ejecutan a la perfección PERENNIAL ISOLATION a base de melodías en capas que van alternándose; es decir, parajes donde la guitarra va marcándose unos tremendos riffs melódicos mientras el doble bombo parece que va a movernos los órganos internos de sitio (cómo suena la batería en este disco!), o justo al contrario, con las guitarras a todo trapo acuchillando al personal mientras la batería va bajando el tempo. 

Eso y la tremenda producción del disco que hace que suene todo con una nitidez que asusta. Como si la banda estuviera tocando en un saliente de roca en un montaña nevada o algo y el eco de la piedra devolviera el sonido pero algo atenuado por la nieve. Las producciones sucias son una estafa. Si no quieres tapar errores y eres buen músico, no debes temerle a una producción limpia (que no cristalina y vacua, ojo). 

Todavía quedan ecos del sonido de sus anteriores discos en el inicio de "Woodshades Lifecodes" y en la hiriente melodía de la guitarra. Las voces son otro de los puntos fuertes del grupo... potente y bien ejecutada, convirtiéndose en un instrumento más, algo de lo que no pueden presumir todas las bandas del género. 


Maravillosa pausa de teclados en "Interlude" muy deudora de los más campestres Ulver para a continuación adentrarnos en el medio tiempo de "Above de Essence...", otra cabalgada agria de Black planeador que coquetea con el Doom en los cambios de tiempo (algunos riffs de guitarra son genuinamente Doom, o que venga algún inglés y lo vea). Eso sí, la suma de los ingredientes nos hablan de Pagan Black y esas lindeces o escuchen ustedes la salvaje "... To Ephemeral Dusk", donde el ambiente se recrudiza y miramos a Noruega en nuestro Atlas musical. 

Vuelvo a destacar las voces, variadas dentro del estrecho abanico que puede ofrecer el Black, y que aderezan y dirigen la música hacia un estado de ánimo particular, que creo que es de lo que en el fondo se trata.

El tema lentamente se va dirigiendo a un clímax enaltecedor que cumple una fórmula esencial en el Black Atmosférico... la rapidez y brutalidad hacen que el oyente llegue a un paroxismo que se refuerza por las dosis justas de melancolía, que puestas con maestría dotan a la música del efecto que se busca. Misantropía, desolación o simplemente tristeza. El objetivo es la meditación dentro del ruido o ir a la esencia del sentimiento a través de la vorágine de notas que copulan unas con otras.

"Unveilings Of Cold" pone el broche de oro a lo que para mí es el mejor trabajo de la banda. Menos progresivo pero más crudo y violento. Si tuviera que decir alguna pantochada, diría que es mucho más True que los anteriores... y si me dejo llevar por mi interior esquizoide, es como cagar en el campo y sentir la jodida piedra fresca llena de musgo en el esfínter anal. 

Miras adelante y ves un precipicio; tiras la piedra y piensas "SI CAGAS EN EL ABISMO, ESTE TE DEVUELVE LA MIERDA....





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada