viernes, 30 de marzo de 2012

KALEVET (RABIES. ISRAEL, 2010)


"Un joven de 20 años y su hermana, escapan de casa después de que su oscuro secreto es descubierto. Se refugian temporalmente en una reserva natural desierta. En esos parajes la hermana cae en una trampa de caza, tendida por un asesino psicótico, lo que expone a su hermano a una carrera contra el tiempo para rescatarla. Un guarda forestal y su perro viejo, dos policías apáticos, cuatro jugadores de tenis y un asesino, vagando sin preocupaciones entre sus trampas... (FILMAFFINITY)"


Por fin he podido disfrutar de esta original película israelí que por motivos de tiempo e incompatibilidad de horarios no pude ver en el pasado FANCINE de Málaga.
La verdad es que desconozco prácticamente a todos los niveles cómo funciona la industria del cine en un país tan culturalmente desconocido como ISRAEL, pero sí que puedo asegurar que son pocas las películas que cruzan sus fronteras y llegan a circuitos como el nuestro (circuitos independientes, se supone), y sin temor a equivocarme demasiado, creo que esta es de las pocas películas de terror de alta factura (presupuesto, realización y demás) que llega a difundirse a nivel europeo.
Debut de los directores AHRON KESHALES y NAVOT PAPOSHADDO en una delirante cinta de terror con base algo manida (gente perseguida en un entorno hostil) pero que sin embargo en su desarrollo se muestra original y altamente adictiva, ya que lo que menos importa en el film es el asesino de marras y sí los particulares conflictos de intereses y "mala suerte" de sus protagonistas...
Bastantes toques de humor macabro y alguna que otra desagradable escena gore bien conseguida refuerzan una película totalmente recomendable a los amantes del género que busquen algo un pelín distinto; mención aparte es que está desarrollada a plena luz del día y aún así consigue un ambiente claustrofóbico bastante interesante.
Actuaciones correctas aunque un pelín forzadas pero que están a años luz de los imberbes actores de películas de terror para quinceañeros de la industria americana... por tanto, otro punto a favor para el film.
En definitiva, una muestra de la universalidad del cine de terror, que con propuestas como esta evita caer en la autoparodia y se reinventa a sí mismo... aunque solo sea un poquito.


2 comentarios: