sábado, 10 de abril de 2010

KALI YUGA

Hay imágenes que evocan el pasado y que tienen el poder de hacernos volar con la imaginación. Los colores influyen en nuestro estado de ánimo y que color mejor que el sepia para identificarnos con lo ancestral. Hubo otras civilizaciones, otras culturas y otras formas de ver la vida que ni siquiera imaginamos. Hubo una época de esplendor y gloria donde no existía la electricidad ni internet (cuesta imaginarlo) y donde se contaban historias a la luz de las fogatas.

Otras gentes, otros lugares, otros dioses...

Cuando uno se despoja de todo lo que lo condiciona e intenta sincronizarse con el pasado, experimenta una sensación de regocijo dificil de explicar, una sensación de sintonía con lo ignoto que sólo rozamos unos breves segundos.

Nuestro pasado nos define pero a la vez nos acusa; nos acusa de haber olvidado valores tan importantes como el culto a la naturaleza y a la madre tierra, la comunicación con los astros, el poder de la piedra y lo telúrico, la comunión con los muertos y el temor de Dios... y es que el hombre actual es soberbio por naturaleza y cree que todo lo puede. Ya no tiene temor a nada y busca romper las fronteras de lo desconocido para ponerle nombre a todo; busca destruir el Misterio porque lo misterioso asusta.

Por todo ésto es por lo que disfruto evocando el pasado ya perdido; porque hubo un tiempo cruel y violento pero también mágico y divino en el que la ciencia no era exacta y se permitía abrir una ventana a otras posibilidades hoy ya olvidadas.
Hemos perdido por desgracia una conexión impagable con el pasado y nos hemos sumido una tumba de idiotez y falta de valores; la era de la máxima oscuridad e ignominia del hombre.

Bienvenidos al teatro de la tragedia donde asistiremos a nuestro último aliento como raza degenerada y perdida. Mientras tanto permitiros soñar de vez en cuando con otros Países, otras Creencias y otras Razas....
Bienvenidos al Kali Yuga.

LA LUNA MARCANDO EL HORIZONTE EN ANATOLIA.

VIA ARCADIA EN ÉFESO.

TUMBA ENTERRADA EN CALCIO EN HIERÁPOLIS (PAMUKKALE).

DETALLE DE PORTADA DE UN TEMPLO DEDICADO A MEDUSA EN ÉFESO.

RESTOS DEL TEMPLO DE TRAJANO EN PÉRGAMO.

INTERIOR DE UN TÚMULO EN HIERÁPOLIS (PAMUKKALE)









No hay comentarios:

Publicar un comentario