sábado, 14 de enero de 2012

JESS FRANCO: UNA CÁMARA Y LIBERTAD



Hay determinadas y extrañas ocasiones en que uno se encuentra en un lugar en el momento preciso, siendo dicho lugar un sitio que no voy a nombrar pero que no implica nada necesariamente bueno. Lo cierto es que allí encontrábame yo cuando coincidí con KIKE MESA que hacía ya un tiempo que no lo veía, con lo que aproveché para preguntarle por la salud lo primero, y luego todo un aluvión de cosas que tienen que ver con una de las cosas que más amo en esta vida: el fantaterror.

Para quien no lo sepa, decir que Kike Mesa se formó como jurista y criminólogo, para luego dar el salto a Cuba para realizar los estudios de dirección de la Escuela Internacional de Cine y Televisión. Tras su regreso, todo un periplo de aventuras en producciones, formación y organización durante muchos años del Festival de Cine Fantástico de Málaga. Hoy por hoy, Kike tiene su propia aventura cinematográfica: ÁNDALE AUDIOVISUAL, sobre la que podéis indagar desde su propia página web: http://www.andaleaudiovisual.com y conocer parte de su filmografía, entre la que se encuentra el documental de larga duración JESÚS FRANCO MANERA, DE VIVIR, todo un éxito por parte de Kike y que nos muestra la figura de Jesús Franco de su propia mano, con sus propias y particulares vivencias...

Pues bien, que estábamos sentados charlando cuando surgió que ÁNDALEAUDIOVISUAL acababa de editar su primer libro de cine, sin ser un libro de cine al uso, y que abordaba la vida y obras del gran JESÚS FRANCO MANERA desde una nueva perspectiva, la de que fuesen sus propios protagonistas quienes contaran sus vivencias, anécdotas, vida y milagros, huyendo de tecnicismos y vocabularios rocambolescos que no interesan a nadie, y abordando la figura de Jesús desde un punto de vista de cercanía y amistad... que encuentra todo aquel que se acerca a la figura tanto de Jesús como la que es su pareja en la vida en en parte de su obra cinematográfica: LINA ROMAY.

Total, que casualmente Kike llevaba uno de los libros encima (que por cierto desconozco si puede ya encontrarse en librerías) y tuvo la gentileza de regalármelo, lo cual me hizo una tremenda ilusión.
Entrando en materia, el libro JESS FRANCO: UNA CÁMARA Y LIBERTAD (que he devorado de dos tacadas), es un maravilloso compendio de vivencias, anécdotas y tribulaciones de mano del mismo Jess, en su propia casa, rodeado de sus cosas, de su música y de sus recuerdos... sin adulterar, sin ánimo de lucro, sin payasadas y tantas otras cosas que abundan en los libros de cine, escritos por cinéfilos más pendientes del autobombo que del texto que escriben, mientras que aquí el libro ha sido escrito por todo un acérrimo seguidor de Jesús: DIEGO CANÓS, un escritor valenciano con trece libros en su haber a pesar de su juventud y que ve aquí también cumplido su sueño de encontrarse con uno de sus ídolos del cine. Gracias a Kike Mesa, la reunión entre escritor y director se lleva a cabo en un ambiente de familiaridad, espontaneidad y ternura que se imprime en toda la obra, de forma que en su lectura te encuentras absorvido por la vorágine de anécdotas y datos que suelta Jesús Franco; anécdotas polémicas algunas, otras desmintiendo falsos rumores... en definitiva, ESTE ES EL LIBRO DE JESÚS FRANCO QUE NINGÚN AFICIONADO A SU FIGURA SE DEBERÍA PERDER... RECHAZAD IMITACIONES.

Desde su pasión por el Jazz y amistad con Chet Baker, a las increíbles anécdotas de rodaje con Orson Welles, pasando por su propia filosofía de la vida y las ganas de seguir trabajando del incansable JESÚS FRANCO MANERA.
Ojalá y tal como me dijo Kike, el libro se presente en sociedad pronto con un buen acto público. De momento, se pueden disfrutar vídeos de la entrevista en la página web de ÁNDALE AUDIOVISUAL que he puesto más arriba.

Para terminar darle las gracias a Kike su amabilidad y el regalo en primicia del libro, que me hizo una ilusión tremenda (sólo comparable con lo de Milenio 3, pero esto es una anécdota entre nosotros dos...).
Permanezcan atentos a la web de ÁNDALE y disfruten de todos sus proyectos, que merecen mucho la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario